conexión

Hablamos cada día. Varias veces.
Por la mañana. Por la tarde. Por la noche.

Algunas mañanas se olvida de mí, aunque dice que soy lo importante.
Y me pone caritas de pena. No para darme pena, sino por estar apenado.

Pasan horas y de repente te das cuenta. Y lo echas de menos. Y te echa de menos.

A veces está cansado y se duerme. No me olvida. Pero no contesta.

Si hay suerte escucho su voz. Y me encanta.

Cada vez hay menos tiempo. Cada vez hay mas espacio.
Pero no me lamento, no pienso, no hago aguas. El deseo de saber me asalta en tromba. A golpe de necesidad.

El contacto con su parte que produzca el funcionamiento de la mia.

Tener relación contigo. Comunicarnos.

Conectados.

juego

Dos.

Imaginación. Reglas para no cumplirlas, para hacerlo divertido.

Competir para lograr un objetivo. Disfrutandonos.

Estimulación absoluta de los sentidos. Habilidad para hacerte feliz. Ejercicio de recreo que me hace despertar empapada en sudor.

Experiencia de vida. Cosquillas en el alma. Risas.

Comunicación. Lenguage de gestos. Sin palabras.

Apostar y arriesgar. Desafiar al espacio y las rutinas.

Reto sin tregua. Envidia del tiempo.

Ganar. Ganarte.

 

lo sabes

Sabes primavera y a fresas. Y a la hierba y su rocio.

A amapolas, viento y lluvia del color del arco iris.

Sabes a ternura y a silencio. A caramelo y chocolate negro. A canciones. A libros nuevos.

Sabes a películas antiguas, a cuentos de niños, a juegos de azar.

A persianas bajadas, a la luz que se cuela entre sus huecos, a calor.

Sabes a sal. A pies descalzos.

A arena mojada y cerveza fría.

Sabes a palabras que quedan sin decir y a frases de amor repetidas.

Sabes a ganar. A vida. A vaso medio lleno.

Sabes a liturgia. A empeñarme. A acertar.

Sabes a noche que cae. A beso que no se pierde. A abrazo que se da.

Sabes a olvidarme de lo malo. Y a recordarme en tu cama. Junto a ti.

Sabes a decirlo. A no esconderme. A dudas y a secuencias de recuerdos.

A alegría no impostada. A sonrisas. A guiños al sol.

Sabes a personas que me gustan. A subsanar los errores. A compañía y a ganas por exceso.

Sabes a no. Y sabes a si.
Sabes a gustarme. Y a gustarte.

¿A que lo sabes?

tarde

No es demasiado tarde para empezar de nuevo, para volver a verte, para pedir deseos.

No es demasiado tarde para comer contigo. Para beber tus labios. Para soñar tu sueño.

Nunca será tan tarde como para olvidarte. Para no querer verte. Para no desearte.

Pronto llegará el alba, y dejarás mi almohada  para volver a irte.

Dejarás en mi cuerpo la huella de tu abrazo. La dulzura encontrada. La belleza del alma.

La espesura y la niebla acompañan el día.

Y volveremos juntos nuestros ojos al cielo. Pediremos mas tiempo. Inventaremos vida.

Así de sencillo suena. Así de difícil pasa.