¿VIENES?

Les pareció lo mas oportuno.

Quedar a medio camino de ambas ciudades era la solución más lógica.

Después de meses sin hablar, por fin habían decidido verse. Tenían tanto que decirse.

 

La única solución eran dos, o seguir o desprenderse de los lastres. Confiaba en que cuando lo tuviera frente a frente sabría decidir.

Ella llegó primero. Pidió un té y se dirigió a la biblioteca del hotel. Se desprendió del exceso de ropajes a los que el invierno te obliga. Llevaba un vestido liviano, de los que le gustaban. Esa mañana, como sin querer, se había plantado delante del armario y su mano se posó sobre aquel. El azul. Su color. ¿Demasiado ligero para el invierno? No. Era perfecto. No quería impresionarle, no lo necesitaba. Ella sabía que él conocía cada uno de sus secretos, y aparentar no era su estilo. Sólo quería estar guapa. Necesitaba estarlo, le daba confianza para tomar decisiones. Y no olvidaba, por supuesto, que deseaba gustarle. Como antes. Como siempre. Se calzó sus botas altas. Sus tacones. Cepilló su larga melena. Maquillaje suave, sin estridencias. Como se gustaba, como le gustaba.

Miró el reloj que colgaba en la pared. Se retrasaba. Quizás había llegado demasiado pronto, parecería que estaba ansiosa por volver a verle, a escucharle, a notarle cerca. Quizás el no vendría. Esa duda comenzó a rondarle la cabeza. Todo era posible. Quizás se arrepintió. Hacía dos noches, cuando hablaron, todo parecía claro. Incluso creyó notar su insistencia para volver a verse. ¿Le habría jugado una mala pasada su intuición? Dirigió su mirada hacia sus manos temblorosas. ¿Qué pasaba si no aparecía?. Bueno, todo quedaría claro de ese modo. Acabarían las dudas, los desvelos, los pensamientos cruzados, los si pero no, los no pero puede. ¿Sería capaz de hacerle eso? No creía estar preparada para el rechazo. ¿O si? Consiguió tranquilizarse mientras levantaba la mirada. Y allí estaba. Plantado delante de ella. Con su abrigo de solapas. Impecable, como siempre.

???????????????????????????????

La miró. Le dedicó su sonrisa y seis palabras.

“Me voy a la ducha . ¿Vienes?”

Anuncios

23 thoughts on “¿VIENES?

  1. Joder y ya sabes, que si me iba a gustar, me encanta, ya se me ocurren distintas historias, eres unica haciendo meterte en la piel de los protagonistas, me encanta me requereencanta, ya espero el jueves, feliz lunes preciosa, besos 😘

    Le gusta a 1 persona

  2. Mayte, lo sabías. ¡Cómo sabías que me iba a gustar!!!!
    Pero esta vez estoy con dudas, no sé que me ha gustado más ¿el relato o la canción?
    La canción una de mis preferidas, me encanta, me identifico mucho con ella.
    Pero qué decir del relato, pues que supera a la canción.
    Quien no ha tenido amores a distancia, encuentros a mitad de camino. Dudas, vendrá, no vendrá. Será igual o todo será diferente.
    Sentimientos que por fin se encuentran, se miran, se tocan, se sienten sin distancias de por medio.
    Y quien habla de amores, habla de amistades. Tú preguntas, ¿vienes? Yo te digo, voy, y contigo al fin del mundo.
    Todo esto me ha hecho ver tu relato, me haces sentir tanto. Te superas día a día.
    Mayte, mira que te he leído y releído, pero el relato de hoy uno de mis preferidos. Y vuelvo al principio de mi comentario, ¿cómo lo sabías?

    Mayte dos besazos y hasta el jueves.
    nota: perdona la extensión de mis comentarios, no puedo evitarlo. Intentare ser más breve.

    Le gusta a 2 personas

    1. Empiezo por el final. Ni se te ocurra ser más breve. Tus comentarios me encantan. ¿Porqué sabía que te gustaría? Porque intuyo que eres una persona apasionada como yo, y conozco tu sensibilidad, y al final esto no es otra cosa que sensibilidad y pasión. Me alegra mucho tenerte por aquí y que seas tan cercano. Además me haces unas promos estupendas. De mis mejores fans y de mis mejores amigos. Gracias Javier. Como siempre, gracias.

      Le gusta a 1 persona

  3. Buenos días.

    Preciosa historia (nuevamente una vez más, y mira que es difícil).

    Encuentros, desencuentros, distancias, cercanía… sí pero no, no pero sí… dudas, temores, deseos.

    Nuevamente un final abierto… cuáles fueron las intenciones de él, qué solución adoptó ella (seguir o soltar lastres, tal y como duda al inicio)… cada quién que imagine o invente su final preferido, eso es genial, la magia de la narración (y mérito de la autora).

    Historias de amor, o de amistad…

    Genial una vez más, un besote!!

    PD. Creo que no hace falta que diga que sí, que me ha gustado y mucho… y ese final, esa frase, son demoledores.. (muy bien conseguida)

    Le gusta a 1 persona

    1. El relato se construye en torno a esa frase final, que estaba ahí desde el principio, y que rompe con toda la evolución del relato anterior. La fase previa a un encuentro esperado, la preparación, las dudas, la necesidad de tomar decisiones, contrasta con la decisión que él ya tiene tomada.
      Efectivamente, nos perdemos la reacción posterior e la protagonista. Es, ya cada uno…
      Gracias de nuevo Fer por tu aportación. Siempre interesante.

      Me gusta

  4. Me gusta! Como siempre hago míos tus relatos… la inquietud… la incertidumbre… la espera…que se rompen al final… Final abierto a la imaginación de cada cual… tendrás que escribir un después de la ducha… para los que no tengan imaginación. .. (No es mi caso) jejeje. El tema… si te vienes conmigo… muy apropiado.

    Le gusta a 2 personas

    1. Gracias Javier. Ya sabes que las historias no tienen inicio ni fin. Cada historia se construye a diario, con nuestra forma de actuar, con nuestra forma de pensar y con nuestra forma de adaptarnos a las personas. Todo debe de fluir. Hay que hacerlo fácil. La imaginación es positiva siempre que no se anticipen cosas negativas que nos paralicen. Me alegro que apliques ese sentido tan propio a mis relatos. Me alegro de tenerte como amigo.

      Le gusta a 3 personas

  5. Ufff. Cómo me has llegado!!! te sigo desde hace poco a traves de instagram y devoro tus relatos, pero el de hoy… es como si hubieras escrito mi historia. Aún no he llegado a la biblioteca pero estoy de camino. También tendré la duda de si aparecerá… imagino que esas dudas nos llegan a todos. Lo que nunca se me hubiera ocurrido es una frase tan genial en sus labios. Desde luego no dudaría en decir que sí.
    Un beso y sigue con tus maravillosas historias.

    Le gusta a 1 persona

    1. Carlota, en primer lugar bienvenida. Me encanta lo que me cuentas, y me encanta que hayas decidido leerme. Hacer de un relato ajeno tu propio relato es el mejor regalo para alguien que escribe como yo. Soy novata por aquí, pero trato de crecer en este proyecto y tú me ayudas a hacerlo. Encantada de tu lectura y tu comentario. Y claro, dile que sí, o en su defecto proponlo tú. A veces esperar es tan traumático como que nunca llegue. Gracias.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s