EL BESO

En un alarde de valentía la agarró por la cintura y la besó. Fue un beso intenso, profundo, largo. No por mas deseado, menos disfrutado. La besó.

  

Cuando entró en el local todo estaba teñido de aquel bonito color rosa neón. Pidió una copa. Sus amigos no dejaban de reír. La fiesta se alargaría mas de lo necesario y se encontraba cansado tras una larga semana de trabajo.

La cena había estado bien. Cena de chicos. Cena de amigos. Esperaba, sinceramente, que las copas no se prolongaran demasiado.

No sabía muy bien qué celebraban. En realidad sabía que no se celebraba nada. De vez en cuando les gustaba quedar. Juntarse con todos era difícil. Parejas, familias, trabajos, obligaciones. Él había estado a punto de faltar esa noche también, pero en las dos últimas ocasiones ya había tenido que excusarse. Creyó conveniente no volver a hacerlo. A los amigos hay que cuidarlos. No eran amigos del alma. De los de quedar todos los fines de semana. Pero sabía que podía contar con ellos si estaba en un apuro. Siempre lo había sabido. Y a él le pasaba igual. Una palabra de cualquiera de ellos y haría lo posible por mitigar su problema.

Al pedir la segunda copa la vio. En realidad solo vio su espalda. Llevaba una cosa de esas que dejan los hombros al aire. No sabía mucho de moda, pero sabía cuando algo le gustaba. Y le gustó. Estaba rodeada de chicas, como ella. Como ellos. Cena de amigas. Seguro. Su pelo se movía al compás de sus caderas, ligeramente sincronizadas con la canción que sonaba en el local. Se imaginó como sería. Sus ojos, sus labios, su sonrisa. Los encantos de su cuerpo quedaron al descubierto al bajar del taburete para seguir con su baile. Lentamente. Cualquiera de sus amigos se hubiera fijado en ella. De hecho sorprendió a un par mirando. Como de reojo. Como disimulando. Como sin querer. Ella se sabía atractiva. Los movimientos de su cuerpo la delataban. El suave ladeo de su cabeza. Adivinaba su sonrisa. Abierta. Franca. Y sus ojos. Grandes. De un verde profundo.

Caminó hacia ella. Se colocó detrás. Ella notó el aliento en su nuca. Se volvió. Despacio. Le miró a los ojos. Fue un instante. Apenas un segundo. Y lo supo.

IMG_20150222_193311

En un alarde de valentía, ella le agarró por la cintura y le besó. Fue un beso intenso, profundo, largo. No por mas deseado, menos disfrutado. Y le besó…

Anuncios

20 thoughts on “EL BESO

  1. Después de una semana sin entrar por aquí, entro de nuevo en tu blog teñido del frescor verde de tu trebolito, y salpicado con tus palabras, cargadas de historias nuevas, de encuentros nuevos y besos nuevos. Preciosa tu nueva entrada, para comenzar la semana y comernos este lunes de mejor humor. Feliz día Mayte!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Mayte, preciosa historia de un beso para empezar la semana.
    Uf!! No veas como se agradece.
    Me da igual quien beso a quien, no sé si fue él a ella, o ella a él.
    No sé si se conocían o no, si se habían visto alguna vez, no lo sé, ni me importa.
    La cuestión es que fue un beso intenso, profundo, largo.
    Un beso apasionado como tiene que ser. Un beso que te lleva al séptimo cielo, que no quieres que acabe nunca. Un beso de una noche, pero que noche, que aunque no tenga mañana, da igual, nunca olvidarás ese beso, porque fue el beso.
    Me gustaría vivir una historia así, enamorarte de una sonrisa y sentir un beso intenso, profundo, largo. El beso.
    Mayte me ha encantado la historia y como la has contado. Es leerte y se siente todo lo que dices, el ambiente, el ruido de las copas, la música, las miradas, se siente hasta el beso.
    Mayte gracias y dos besazos de lunes.

    Le gusta a 1 persona

  3. Madre mía que beso, tan tierno a la vez que pasional, tan lento a la vez que deseoso, tan largo como intenso, uno de esos besos que solo se dan cuando estas enamorado, uno de esos que te hacen sentir calor, uno de esos ….. Que te mando yo , me encanta princesa, me gusta muchísimo este tipo de relatos, ya lo sabes, de nuevo me hace sentir, un fuertísimo abrazo y BESO

    Le gusta a 1 persona

  4. Y Olé!! Acto de valentía; yo me se de uno que sería incapaz (ni soñando jaja).

    Bonita historia (muy abierta) y muy bella descripción del entorno y de la situación.

    Historias y relatos que invitan a sumergirse en ellos y sentirlos.

    Un beso!

    Le gusta a 1 persona

    1. Un día llegará alguien. Te agarrara por la cintura . Se acercará a ti. Muy cerca. Y te dará un beso de morirte. Luego se irá. O se quedará. No importa. Porque la sensación te alcanzará para toda la vida.
      Buen martes Fer. Beso!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s