REFLEJOS

Hace el mismo camino todas las mañana, y se cruza casi con las mismas gentes.

Cada día.

Una y otra vez.

Una y otra vez.

Por eso, cuando ella aparece,  le resulta una nota discordante. Una mancha en el paisaje. Una extraña partícula en el objetivo de sus ojos.

Al dar la vuelta a esa esquina, la percibe antes de verla. Su perfume, su halo misterioso, su presencia. Todo lo llena.

¿Qué hace allí?

Ha acumulado mañanas. Anodinas. Repetidas.

La única diferencia que encontraba eran los diferentes tonos de luz en las diferentes estaciones del año.

Y de pronto la luz era distinta. Otra. Diferente. Mas intensa.

El día aparece ante él con un sentido distinto.

Trata de perseguirla en plena calle, pero se le escapaba a la mirada.

Llega tarde, eso seguro.

Pero no le importa.

La atracción es mayor cuanto mas se le acerca. Pero parece huidiza. Y no le encuentra el sentido.

Corre un poco. Sin cansarse.

Pero a cada paso, ella acelera el suyo y se escapa.

Trata de llamarla pero la voz se ahoga en su garganta. Como un murmullo. Apenas un sonido inventado, que lucha por salir desde su pecho.

Se agota, no llega, nota que se escurre entre sus dedos sin ni siquiera tocarla.

Y padece el sentimiento del olvido, sin conocerla siquiera.

Y se agota.

Esa sensación de desperdicio. De tiempo perdido. De soledad.

Corre y mira a ambos lados de la calle y no la ve.

Pero sigue su perfume, esa estela que va dejando por las calles a su paso.

Pregunta con la mirada a cuantos se van cruzando. Y le miran extrañados. Como cuando un loco se te acerca y te pregunta y no sabes qué decir.

Su tiempo se acaba, lo nota.

Llega el final del camino y no la encuentra.

Y teme volver a su vida sin sentido.

Una y otra vez.

Una y otra vez.

Ese mismo día repetido tantas veces.

IMG_20150513_103200

Pero hoy, algo cambiaba y quería, y buscaba y llamaba con sus manos y se iba.  Ya no estaba…

Hay reflejos que, sin duda, te hacen mirar dos veces.

Anuncios

17 thoughts on “REFLEJOS

  1. Me encanta este amor platónico, ese enamorarse de una persona y no atreverse a decírselo.
    Y sin embargo buscarla cada día, salir a su encuentro, seguirla por su perfume. Ella es lo que le hace que cada día tenga un aliciente para seguir, para vivir.
    Y tal vez por ese miedo a decidirse, a no atreverse, llega un día que ella ya no está.
    Hay que lanzarse aunque sea sin red.
    Mayte precioso relato. Gracias y dos besazos de #megustanlosjueves.

    Le gusta a 1 persona

  2. Pues mira por donde que me veo reflejado (nunca mejor dicho) en tu relato. Y con esta ya van…he perdido la cuenta.

    Hoy me lo he releído varias veces, que conste.

    Por cierto… me duelen los ojos…”ayyy”….revisa el inicio de tu respuesta a “Javier xokotonto” (siii, lo se…soy un capullo…pero encantador jaja)

    Le gusta a 1 persona

  3. Será que soy mucho menos cerebral de lo que aun me creo? De verdad , tanta gente coincide en que atreverse a dar un giro a tu vida es difícil? Mira que lo he pensado veces y es que a mi lo que me resulta imposible es ir a contra corazón , imposible… Perseguír esa luz que da brillo a tus días , correr detrás de un perfume , eso es estar vivo!!! He llegado a una edad en la que prefiero quedarme con la culpa que con las ganas ! Ojalá que mañana cuando salgamos de casa , preparados para “un día más de lo mismo ” a todos se nos cruce ese reflejo que nos ciegue la vista para que solo podamos seguirlo con el corazón y así por fin sentir que “se vive “. Un abrazo Mayte ( si ves que se me va mucho la pinza , me dices)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s