PARECES

Parecía que todo estaba claro, que ella era para él y él para ella y que eso iba a ser todo. Fin de la historia.

Que fácil hubiera sido que se acabara ahí todo. Pero hay finales que no son como los programamos y eso fue lo que ocurrió. Que ahí no acabó todo.

   

Parecía que cuando se necesitaban se tenían, que cuando querían estaban, que cuando no estaban se echaban de menos. Convencionalismos aprendidos y tantas mentiras acumuladas.

Parecía que el rencor no podía acabar con tantos años de vivir o de parecer vivir. No es buen asunto el rencor. No es buen criterio para poner fin a las historias.

Parecía que habría amistades eternas y se encontraron en la encrucijada de tener que decidir o seguir sin esas manos. Quién de verdad es tu amigo lo demuestra. Al margen de lo que pase en tus rincones. Eso de tomar partido damnifica muchas almas, arrugándolas.

Parecía que escondiendo el sentimiento todo pasaría de largo. Que si no pones palabras no lo es. Y que no por mucho decirlo se decide mas deprisa. Porque a veces no te dejan. No te dejas.

Parecía  que el despiste se instalaba en su cocina y se quedaba sentada y suspiraba y un domingo tras el otro se agobiaba con sus miedos y su indecisión constante.

Parecía que no había otra salida que seguir y claudicar y dejar de desear y adaptarse y continuar. Y morir en el intento de vivir.

Parecía que correcta era perfecta. Y perdía la compostura con el tiempo y se enfadaba y lloraba. Y sufría.

Parecía que no quería estar allí. Parecía que prefería escaparse a otras estrellas. Mas brillantes, mas calientes, mas luminosas. Mas ella.

Parecía que parecía lo que no debía parecer y que fingía y que se olvidaba de lo autentico que era lo que debía de querer.

 IMG_20150607_121729

Y entendió que pretendía y prefería, mas el ser que el parecer.

Anuncios

10 thoughts on “PARECES

  1. Parecía tantas cosas, y que la monotonía iba acabar con ella, que era mejor conformarse que arriesgar.
    Parecía que no tendría valor, parecía estar llena de temores, de cobardías.
    Parecía que solo pensaba en el mañana, construyéndolo con el ayer, olvidándose del hoy, de vivir.
    Pero por suerte simplemente parecía, tuvo valor, valentía…… supo dar un giro a su vida.
    Parecía que estaría sola en ese cambio, que todo lo tendría que afrontar sola, pero solo parecía.
    Ella tenía que saber que nunca estaría sola, que contaba con gente, con amig@s de verdad.
    Mayte me ha gustado mucho e inspirado para comentarte, lo siento, pero me ha salido así.
    Gracias Mayte y dos besazos de lunes de final de junio, bonito mes…..
    pd: me parece que escribo demasiado, siempre que empiezo me digo: “Javi dos líneas y se acabo” Lo siento……

    Le gusta a 1 persona

  2. Eso de parecer vivir me suena mucho…..a veces parece que te cuelas en mi mente poniendo las palabras precisas.
    Eres todo un regalo Mayte, y aunque parece difícil te superas en cada relato.
    Hay que atreverse siempre, olvidar los miedos y dejar de parecer para ser, nunca lo hubiera dicho mejor. Enhorabuena y un besazo desde mi querido mar.

    Le gusta a 1 persona

    1. Por muy felices que seamos, o que hayamos sido, creo que tod@s hemos pasado por momentos en los que te dejas llevar por las rutinas. Y haces que parezca.
      Y sin embargo, qué fácil es que cuando se ES, se quiera volver a querer caer en las rutinas que de nuevo te hacen PARECER.
      Qué pequeño nuestro pensamiento circundante y qué misterio vivir.
      Besazo desde el interior. En el sentido mas amplio. :))

      Le gusta a 1 persona

  3. “Parecía que todo estaba claro, que ella era para él y él para ella y que eso iba a ser todo. Fin de la historia.

    Que fácil hubiera sido que se acabara ahí todo”.

    Pues sí, pero la ****** realidad se empeña en que nunca, o casi nunca, sea así.

    Cuando encuentres el modo de solucionarlo me avisas y me explicas cómo se hace.

    Besos.

    Me gusta

    1. Lo importante es ser capaz de darnos cuenta que se acaba. Lo importante es cerrar los capítulos de un libro con la palabra FIN. Y comenzar con libros nuevos. Lo importante no es tener la magia de hacer que dure. Lo importante es disfrutarlo mientras sea y alejarlo cuando comienza a doler.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s