ENAMORARSE

Fue una declaración de intenciones. Quería estar con ella y necesitaba decírselo.

   

Imaginó el escenario perfecto. Cena tranquila, buena conversación, paseo bajo las farolas que bordeaban el parque.

Llevaban algunas semanas saliendo. Se conocieron meses atrás en los cursos de verano que había organizado su universidad. El asistía como oyente. Ella había hecho una ponencia perfecta. Bien estructurada y amenizada por un montaje audiovisual que captaba la atención desde el primer instante.

Su presencia lo llenaba todo.

Había leído algún que otro articulo que había publicado, y cuando supo que vendría no lo dudó.

Pero el resultado había superado sus expectativas. Primeras impresiones que quedaron grabadas en su retina.

Y buscó la oportunidad.

Tras el acto, la facultad ofreció un cóctel para los ponentes y los adscritos al departamento, y trató de acercarse y saludarla. Conversaron unos minutos y durante ese breve instante confirmó la idea que se había hecho sobre ella.

Al cabo de unos días recibió una llamada y la sorpresa fue mayúscula cuando, al pasársela, le informaron de quién se trataba.

Estaba en la ciudad y le apetecía seguir con su charla de aquel día. Si estaba disponible, claro…

Desde entonces cada vez que volvía a la ciudad le llamaba. Comenzó a comentarle su agenda, como si quisiera hacerle cómplice de sus encuentros.

Al principio estaba fascinado por su conversación. Tenían caracteres parecidos, y compartían gustos en la ciencia y en la vida.  A medida que las ocasiones se iban sumando, percibía un interés por su parte que no había conocido en mucho tiempo.

Y poco a poco se había enamorado de ella.

El lunes le llamó. Ya tarde.

-¿Qué harás el jueves?. Cojo un avión el viernes al mediodía. Y podríamos cenar. En ese restaurante pequeñito del centro. Ya sabes que me gustan los sitios íntimos y tranquilos. Yo me encargo-.

Lo había imaginado tantas veces que se sabía los diálogos de memoria. Llegó y ella ya estaba allí. Apenas le rozó la mejilla y sintió su rubor.

IMG_20150531_125845

-¿Sabes? Me gustas. Y creo que te querré para siempre-

-Siempre es demasiado tiempo. Prefiero quererte al día-

Anuncios

14 thoughts on “ENAMORARSE

  1. Mayte!!!!!! Que relato tan bonito y redondo.
    Pero la última frase: “Siempre es demasiado tiempo. Prefiero quererte al día” me ha enamorado, es genial, ese quererte al día, cada día, ya que si lo fías a largo tiempo a lo mejor te acostumbras , te adormeces, hay que enamorar y querer cada día, como si fuese el primero y el último. Y al día siguiente otra vez.
    Hoy has cerrado la historia, no hay puntos suspensivos……, o tal vez sí, cada día puede ser un punto suspensivo que nos esconde lo que ocurrirá en el futuro, y habrá que vivir cada día para descubrirlo, para enamorarse….
    Mayte el verano te sienta de maravilla, que jueves más estupendos nos esperan.
    Gracias y dos besazos de #megustanlosjueves……

    Le gusta a 1 persona

    1. Vaya… no se muy bien qué decirte. Has dicho tantas cosas de las que pasan por mi cabeza cuando escribo que, sinceramente, no tengo nada mas que añadir. Como tu muy bien dices, no quiero fianzas a largo plazo. Quiero quemar las naves de la necesidad de querer y quiero que me correspondan así. Al día. Besazo de jueves de verano.

      Le gusta a 1 persona

  2. Genial!!!!! No me gustan los para siempre, porque ponen más límites de lo que parecen.
    Quererse cada día es perfecto, sin expectativas y sin límites, despertando cada día como si fuese el primero.
    Que bonito te ha quedado, siempre sorprendes
    Un besazo caluroso y gracias por amenizar un día de trabajo horrible

    Le gusta a 1 persona

  3. Ando acabando con un para siempre. De los que dejan rescoldo para siempre. Y he decidido no plantearme futuros. Vivir el Presente Perfecto y disfrutar de lo que me ofrece, colaborando en sentirme mas feliz. ¿Me acompañas??

    Siento leer lo de tu día horrible. ¿Sabes lo mejor?, el día de hoy es irrepetible. Besazo!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hasta los rescoldos para siempre terminan por convertirse en cenizas, lo digo por experiencia y un día te das cuenta de que ya ni siquiera te queman un poquito.
      Y llega un día que el sol te ilumina tanto que apaga cualquier sombra pasada. Claro que te acompañó! !!!! Disfrutando cada día de pequeñas cosas, entre ellas tus relatos.
      Siempre tiene que haber días malos para apreciar los buenos y el de hoy…acabo, y cuando los problemas son de trabajo, se olvidan rápido. Por suerte un pequeño sol empieza a iluminar mis días y el tuyo….seguro que esta al llegar.
      un besazo reina

      Me gusta

  4. Haz dado al punto perfecto, esta historia me ha gustado tanto por que después de ir narrando la emoción que las primeras vistas y pláticas entres los dos causan, termina con algo muy sincero y honesto como no evadir el para siempre y como la vida misma, amarse hoy

    Le gusta a 1 persona

  5. “Siempre” y “para siempre”, palabras sin sentido. Vamos a dejarlo en un “hoy”, o mejor, en un “ahora”, sin pretender ir más allá. Besitos.

    Me gusta

  6. Prefiero quererte al día…

    Hoy estamos, mañana…no se sabe. Hay que disfrutar, vivir, cada momento como si fuese el último.

    Sé decirlo… no sé hacerlo.

    Besos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s