SE LLAMA CÁNCER

Soy una persona afortunada. Me encuentro entre las siete mujeres que caen en el lado bueno de la estadística, y no tengo cáncer de mama.

Algunas mujeres de mi familia lo han padecido, de manera que en cualquier momento puedo ser esa una que la estadística testadura coloca del otro lado de la línea roja.

Y entonces todo empezaría de nuevo.

A veces nos atormentamos por lo banal, por lo cotidiano, por las ausencias o las presencias no deseadas, por la escasez, por la apatía, por la fuerza que no alcanzan las cosas… Pero cuando te miran a la cara y te lo dicen todo cambia.

Las personas permanecen a tu lado y te dan fuerza, pero debes de ser tú la que investigue en tu interior y encuentre la forma necesaria de afrontar lo que se nos echa encima. Sesiones interminables de química. Intervenciones quirúrgicas agresivas de las que la mayoría de las veces sales mermada en tu físico, pero sobre todo en tu autoestima.

Y el miedo que recorre tus venas. La incertidumbre de no saber qué pasará. De poner por delante las necesidades de los ajenos a las tuyas.

Y la fortaleza. La positividad. La alegría de vivir.

Sensaciones encontradas, y mucho tiempo para pensar. Y poco tiempo para actuar.

Y personas que te cuentan su experiencia, y salas de espera, y maquinas infernales que te quitan las ganas.

Y la necesidad de agarrarte a lo que sea. A quien sea. Cuando sea. Porque sí.

Las mujeres somos poderosas, y sabemos reponer fuerzas, y mezclar los sentimientos para que parezca nada. Y por conseguir la meta, engañamos nuestros males y los vestimos de rosa. Y reemplazamos nuestros miedos por amor. Amor por la vida. Amor por los míos. Amor por mi cuerpo. Amor por mi.

Soy una persona afortunada. No tengo cáncer de mama.

IMG_20150722_104225

Se estima que el riesgo de padecer cáncer de mama a lo largo de la vida es de aproximadamente, 1 de cada 8 mujeres. Pero todas vamos en este barco.

El día 19 de octubre se celebra el Día Internacional de Cáncer de mama.

#sumatealrosa

Anuncios

6 thoughts on “SE LLAMA CÁNCER

  1. Los males llegan, tarde o temprano, se llamen como se llamen y por eso debemos saber respetar la vida que tenemos, valorarla, estimarla hasta donde se merece. Siempre caemos en el mismo ciclo verbal cuando nos cuentan que alguien querido ha caído enfermo de una de esas enfermedades que solo nombrarlas aterran. Debemos (tenemos la obligación) de saber la fortuna que tenemos en nuestras manos, en nuestras vidas mientras no nos alcance una, mientras no se fije en nosotros. Y cuando llegue ese momento, saber enfrentarnos a ella, sin saber quien ganará, cuánto costará…pero luchar siempre. Precioso detalle Mayte para un día más dentro de las enfermedades traicioneras que matan a mucha gente que quiere vivir.
    Besote y feliz día.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¿Sabes que es lo peor? Que hasta que la vida no te enfrenta a un duro golpe, no somos capaces de apreciar lo que nos pasa en el diario.
      ¿Y sabes que es lo mejor? Que convirtiéndose en un estigma, en un no puedo, en un qué va a pasar, aprenderemos a valorar lo conseguido, lo alcanzado, y a desear lo que está por venir. Y a apreciar la vida tal y como la vida nos la ofrece con sus altos y sus bajos, y sus buenos y sus malos. Dando importancia a lo que cada uno considere como su importante.

      Muchas gracias por tu aportación en este día y a celebrar la vida!

      Me gusta

  2. Por desgracia, como la gran mayoría, me ha tocado de cerca.
    Pero no todo es negativo. Me dio una gran lección de lo pequeñitos que somos y de lo efímero que puede ser todo. Te ayuda a relativizar tanto lo bueno como lo malo y te enseña a disfrutar más de esas cosas tan triviales que muchas veces ni siquiera vemos.
    En esta vida, hay cosas que me dan más miedo, porque no tienen cura.
    Me parece un detallazo que hoy le hayas dedicado tu espacio, eres grande Mayte.
    Besazos

    Le gusta a 1 persona

    1. Cada vez conocemos a mas personas que han padecido, o padecen esta enfermedad. Y a personas que lo padecerán en un futuro. Pienso ahora mismo en alguien muy cercano y muy querido que está esperando resultados de unas pruebas que dirán si o dirán no. Y ese momento de duda, de incertidumbre, de miedo no hay quien te lo quite Ana. Y una vez tienes el diagnóstico en tu mano, no te queda otra que luchar, que mirra hacia adelante y vencer la enfermedad. Y a veces sufrirla, padecerla y dejarle ganar. Así es. Todo mi apoyo a aquellas que como yo, un día estuvieron sanas, y ahora no lo están, y luchan por estarlo. Porque en la lucha estamos todas. A piñón. porque nos va la vida en ello.
      Muchas gracias por tus palabras Ana!

      Le gusta a 1 persona

  3. Yo también estoy en ese lado el bueno….y no es,que el otro sea malo, solo que toca llevar otra carga añadida. Tengo muchos casos cerca y hay que pensar que la actitud positiva es una gran baza a favor de todas….las que lo padecen y los que estamos ahí para ayudar. Gran texto amiga, tocando fibra

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias Maria Jose. Efwctivsmnere ed un tema que nos toca la fiebre y que a diferencia de otros no es pasajero. Creo que todo el año hay momentos que nos recuerdan este día y personas que nos hacen chocar testarudamente con la verdad. La enfermedad existe. La cura existe. Y la muerte existe. Solo se trata de dignificarla y hacerla visible.
      Feliz día nena!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s