INVISIBLE

Cuenta hasta tres. Marca su número. Suena un pitido infinito.

-Hola…-

Silencio…

No es capaz de articular palabra, se queda sin ellas cuando escucha el sonido de su voz, cuando siente a través del teléfono la calidez de su tono siempre amable. Y no puede seguir. Y por enésima vez cuelga el teléfono.

Le mira desde el otro lado y analiza el gesto de su cara mientras mira su teléfono interrogante. Quién es. Quién le llama sin cesar cada mañana y no le cuenta lo que quiere. Por qué, para qué, desde dónde.

No podría imaginar que estoy tan cerca, que soy yo. Quien le sirve el desayuno cada día, quien le acerca el periódico, quien le pone su medio vaso de agua, como le gusta. Sin pedirlo.

Cada día comienzan juntos. Conoce cada detalle. Café con leche, templado, en vaso de cristal. Un azucarillo y otro que deshace entre sus dientes, lentamente. Y bizcocho. Con la excepción del domingo. Ese día pide churros. Y los moja despacito en el café mientras repasa lentamente las noticias.  Sólo levanta la vista de lo que esté leyendo cuando comienza la sintonía de los deportes en la tele.

Sabe cual es el que le gusta, y su equipo, y su jugador favorito…

Decidió cambiar las cosas e interrumpirle en sus hábitos, y crearle incertidumbre y aparecer de repente sin esperas.

Pero no conseguía avanzar. Le recorría el cosquilleo de la conquista, de la necesidad, del deseo. Y lo mitigaba a lo largo del día ocupada en su trabajo. Y esperando la mañana con anhelo. Para llamarle. Para mirarle a los ojos tímidamente y verle mover sus labios al teléfono. Desde lejos, para no ser sorprendida.

Y ella lucha con volver a ser visible al muchacho que un día fue, al que la enamoró con sus besos y su charla y su risa y su amor.

IMG_20151007_135956

Pero él no la ve. El ya no la ve.

Anuncios

4 thoughts on “INVISIBLE

  1. Me ha encantado!!!!! Bravo Mayte!!!!
    No se como lo haces pero me transportas en tus relatos y eso me parece algo….mágico.
    La historia es la que puede pasar cada día en cualquier parte, pero tu la haces tuya dejándonos siempre ese final…y yo como soy incurable siempre intentó imaginarlo, siempre feliz, aunque en la realidad no sea así.
    Ya te lo dije…me encantan tus relatos porque me hacen pensar.
    Por cierto ole por la canción! !!!! Me encanta Dorian
    Un besazo reina y disfruta de Córdoba que es una maravilla!!!!!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s