INTOCABLE

Casi cada mañana se saludaban.

A veces se invitaban a desayunar.

Era un (ron)roneo constante.

Recién llegado a la empresa, había conseguido llamar su atención.

Amable, educado, serio. Quizás demasiado para su gusto. Guapo.

Aunque fue otro más. Nadie especial. Apenas le causó una impresión positiva.

Con el tiempo, sus conversaciones de trabajo se hicieron mas habituales, mas prolongadas, mas cercanas.

Y en eso se convirtió. En un compañero cercano, de dialogo fácil. Incluso divertido. Abandonó ese halo inicial de seriedad para dejar paso a una persona verdaderamente interesante.

Ninguno de los dos recordaba muy bien cuando, o porqué, pero en la última época intercambiaron mas que asuntos de trabajo.

La camaradería, el apoyo incondicional, el cariño, se instaló en su relación.

Y la atracción.

Él la provocaba, y a ella le gustaba. Él se insinuaba, y ella le respondía. Él la buscaba y ella se dejaba llevar.

Algunas conversaciones subidas de tono le hicieron pensar, desear, intentar.

Las mismas conversaciones a ella le divertían, le provocaban, le excitaban…

Ocasionalmente hablaban a horas en las que ambos estaban en sus casas, con sus familias, con sus parejas…

Y eso resultaba aún mas tentador, por lo inalcanzable.

Algunas veces cuando estaban cerca trataban de rozarse, con el consentimiento del otro, y saltaban chispas.

Era fácil hablarse, pero a la vez sus miradas eran huidizas. Eran personas distintas bailando al mismo compás. En función de la palabra, de la mirada, del roce, de la insinuación…

A veces se llamaban y el tono cambiaba, variando hacia lo profesional.

Y se convertían en  bailarines de tango.

Dramáticos.

Melancólicos.

Acompasados con cambios de ritmo e intensidad.

IMG_20151220_133449

Ambos lo sabían.

Eran mundos paralelos.

Intangibles, intocables…

Anuncios

14 thoughts on “INTOCABLE

    1. Solo hay dos caminos, lanzarse y arriesgar, o quedarse plantado en el sentimiento. Hay otra opción, pero implica a terceras personas a las que, sin duda se les haría daño. Pero claro, en el amor, siempre hay algun damnificado, antes o después.
      ¿Sabes eso de la tensión sexula no resuelta? Si se resolviera deberíamos de cambiarle el nombre así es que…

      Me gusta

      1. Yo también pienso así Mayte, el riesgo…siempre es riesgo, pero si en la vida no sales del sofá… Qué aburrido. Besos de martes ya.

        Me gusta

  1. Y a quien no le gusta el ron(roneo),insinuarse,provocar,sentir esa sensación de deseo prohibido…pero cuidado,o te plantas o te tiras al barro,la linea es finísima.Por eso mejor ir a ritmo…gran historia…😘😘😘😉

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s