EN PARALELO

Pasaba por aquel callejón cada día de camino al trabajo. Llevaba años haciéndolo.

Era una forma de ordenar sus pensamientos cada mañana y de recogerse al regresar a casa.

Nunca se había planteado cambiar su trayecto. Aquel le resultaba cómodo, conocido, familar.

Incluso aquella vez que cambió de trabajo y que pudo haber elegido un camino mas corto, reconoció que necesitaba pasar por allí, que le gustaba hacerlo. Y nunca abandonó su costumbre.

Desde hacía unos meses, además, había un extra que no le pasaba desapercibido a su razón.

Cada día se cruzaba con Pablo.

Hacía pocas semanas había conocido, por fin, cual era su nombre.

Se le llenaba la boca al pronunciarlo y se le llenaba el pecho al pensarlo.

Aquella tarde primera en que se cruzaron, no pudo dejar de fijarse en él. Era otoño y llevaba una americana marinera y un pañuelo enrollado descuidadamente al cuello.

No recordaba cómo, pero habían comenzado a saludarse. Un sencillo hola, se les caía de entre los labios cada vez que se encontraban. Y una sonrisa.

Poco tiempo atrás, una joven le llamó a lo lejos y por fin supo su nombre. A la vez que algo frío se instaló en su sentimiento.

Era guapa. Joven. Mucho más joven que él. Con estilo. Melena cobriza que le pasaba los hombros y unos inmensos e intensos ojos azules. Irresistible.

Y él era suyo.

Comezaron a cruzarse los tres. Mismos ritos, mismas horas, mismos saludos. Distintos protagonistas.

Ella y él.

Él y ella.

Y nadie mas.

Todo aquello que pudo haber imaginado se volvió en su contra. Pero no podía pensar nada malo de aquella mujer. Hacían una pareja exquisita. Les imaginó un presente y un futuro. Y le gustó.

IMG_20160119_150627

Aquella tarde volvía del trabajo una vez más, cansada, pero con su sonrisa puesta. Llegó al final de la escalera del callejón y allí estaba. Esperándola. Le recibió su sonrisa y su perfume. Apenas hizo falta mucho más.

Y comenzaron a caminar en paralelo y en la misma dirección.

Anuncios

9 thoughts on “EN PARALELO

  1. Como necesitaba hoy una historia de las tuyas…de las que dejan buen sabor de boca y te curvan la sonrisa.
    Siempre despiertas la imaginación metiéndome por completo en tu historia. Tienes algo…especial.
    Gracias por traer un poco de calor al invierno.
    Besazos guapísima

    Ah!!! Y claro que si, a ti siempre 😚

    Le gusta a 2 personas

  2. Wowwwww!!
    Con este relato casi me enamoras. Lástima que no me llame Pablo. Si no, estaría a tus pies de forma inconsciente.
    Te superas cada día. Como ya te han dejado ver, pones un poco de alegría en nuestras sonrisas.
    Al final va a ser verdad que tienes un cerebro tan concupiscente como el mío.
    Mil besitos en paralelo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s