TODO DE MI

Habían sido unas semanas de trabajo agotadoras para ambos.

El inicio de la primavera les había aumentado las ganas de salir de la ciudad  y desconectar por fin de la rutina diaria.
Aquel fin de semana tan esperado iba ser especial.
Aprovecharían hasta el último segundo para estar juntos.

No era lo habitual y por extraño, planearon su escapada. Apenas unos kilómetros que les alejarían de sus realidades cotidianas, dándoles una perspectiva apetecible de su relación.

El hotel era de esos minimalistas, sin estridencias, como les gustaba. Amplio, confortable, acogedor.

No querían perder el tiempo, y al llegar, deshicieron sus maletas y se enredaron en la aventura de descubrir el lugar que habían elegido para el fin de semana.

Era una ciudad de costa. De dimensiones medianas y asequibles. Con rincones que visitar y admirar.
Pasearon cogidos de la mano. Abrazados. Aprovechando cualquier oportunidad para besarse y recorresse con caricias.

Necesitaban esta oportunidad de estar juntos.

Comieron, bebieron, charlaron, rieron.
No hubo silencios incómodos, sino buscados. Aprovecharon para mirarse a los ojos y reconocerse en ellos. Frente a frente.
No dejaron de tocarse ni un momento. No podían darse treguas. No había tiempo.

Compartieron el placer por admirar aquel paisaje y mirarlo de otro modo. A su modo.

Agotados y felices asaltaron las almohadas preparandose a soñar. Persiguieron su deseo y lo alcanzaron. Descubrieron la pasión adormecida y se dejaron ir. No quedó ni un milímetro de piel sin explorar. Sin sellar con sus besos. Aspiraron sus aromas y compartieron su olor. Crearon el ambiente necesario para disfrutar su amor y se dejaron ir siendo ellos mismos. Como dos desconocidos que se estrenan. Sin impostura, sin prisa. Sin dudas.
Manejaron el timón de su deseo y viraron a babor y a estribor horadando sus rincones.
Se besaron como no recordaban. Retomaron la pasión de los noviazgos. Rebuscaron en su historia y encontraron lo perdido. Lo latente. Fueron uno y no separaron sus cuerpos ni un segundo.
Se durmieron sin pensar. Sin apenas darse cuenta. Agotados y plenos del sentimiento añorado.
Amanecieron pegados y empapados en el sudor del deseo y no frenaron su intención. Y se amaron.

Agotados, se abrazaron sonrientes y sobraron las palabras.

IMG_20160523_085129

Al cerrar esa puerta tras de si, se miraron y supieron que comenzaban de nuevo. Que de donde uno ha sido feliz, nunca se va del todo.

Anuncios

13 thoughts on “TODO DE MI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s