DESAPRENDER

Hay cambios en tu vida que no esperas, y que te hacen perder el equilibrio por momentos.

Debes enderezar tu postura, fijarte en un punto y seguir el camino.

La trayectoria anterior importa, o quizas no tanto.

Reconocer los errores, y no creerse importante. Tratar de comprender lo antes posible y mantener la linea firme de tu vida.

Esa vida que a veces te golpea. Y el castillo de arena se desmorona y se escapa entre tus manos. Y esa maldita incertidumbre. Futuro incierto. Deseos de plantarse en otro tiempo. En lo conocido. En lo fácil.

Casi no te da tiempo a reaccionar, porque todo sucede muy deprisa. Pero tu estómago percibe los cambios. Los gruesos, pero sobre todo los sutiles. Esos que planean, que parecen intrascendentes, o innecesarios, o insuficientes.

Y las personas. Nuevas personas.

Un nuevo proyecto de vida que te obliga a refrescarte, a situarte de nuevo. A reinventarte.

La confianza que tenías se diluye. Piensas que no serás capaz. Que no te apetece, que no te motiva. Te instalas en la pereza del primer paso.

Pero debes echar a andar. Descargar de tu mochila lo temido. Cargarla de nuevos sueños. De los reales. De los que debes poner en marcha cuanto antes para no pillar atascos.

Nuevas formas, nuevos retos. Ponerle mas horas al día porque no te alcanza el tiempo.

Sobrevivir.

 screenshot_2016-11-17-09-35-13

No es el final del camino. Lo mejor está por venir.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s