ENCERRADA

Últimamente se encerraba en casa por cualquier motivo.

Aparentemente todo iba bien. Casada desde hacia unos pocos años, tenia un marido que la quería. Y ella le quería a él.

Se fueron acostumbrando a pasar cada momento juntos. No necesitaba a nadie mas que a él para sentirse a gusto. Y el parecía corresponderle. De manera que poco a poco dejo de salir con amigas de la infancia. Y de su adolescencia. Y de la carrera.

Dejar de trabajar también ayudó a que le abandobnaran las ganas de salir. Había tenido una carrera corta dentro del mundo de la televisión que era lo que a ella le gustaba. Se había especializado en marketing, y trabajaba para una productora. Pero la crisis le alcanzó a ella y a su empresa, y como otros compañeros se alistó a la fila del paro en cuanto sus jefes decidieron cerrar las puertas.

Aun así seguian en contacto con antiguos compañeros. Habían corrido suertes distintas. Alguno encontró algún trabajo menor cerca de su ciudad, que le permitía seguir comiendo cada día. Alguno se había liado la manta a la cabeza y subido al primer avión que le llevara fuera de España. Alguno había montado su propio negocio, mas o menos relacionado con lo suyo. Otros, como ella, seguían esperando su oportunidad.

Le gustaban los niños, y quizás era el momento. Sin obligaciones laborales, podría dedicarse por entero los primeros años. Pero los niños no llegaban.

Y mientras tanto, como si esperara algo, se había encerrado en casa…

Él trabajaba en un banco. La última época estaba siendo convulsa. Las preferentes. Las suelo. Los desahucios. No tenía una acción directa sobre clientes, pero le salpicaban estas cosas. Le enfadaban. A veces le enfurecían.

Se había casado con ella despues de un noviazgo ni demasiado corto, ni demasiado largo. Era lo que se esperaba de él.

Se instalaron en un apartamento pequeño. Aunque aspiraba a una casa con jardín. Ambos trabajaban, así que, antes o después lo conseguiría.

Cuando la despidieron, fue un fracaso. La muchacha inteligente de la que se había enamorado, de repente era una parada mas en aquel pais de vagos. Parecía que había muchos asi, pero seguro que ella había hecho algo mal para que le sucediera. Seguro que se lo tenía merecido. Y no le perdonaba la humillación de tener que explicar a sus colegas que se había quedado sin empleo.

No habían tenido niños. Parecía que algo en ella no funcionaba. Otro fracaso aunque, quizás mejor así. Toda para él.

Ocupaba su tiermpo de ocio en ir al gimnasio. Le gustaba estar fuerte y se gustaba al mirarse. Los jueves cervezas con los amigos. No faltaba ni a una cita. Ese tiempo era sagrado para él. Y cuando llegaba a casa le gustaba encontrarla despierta, esperándole. Eso era lo que debía de hacer.

El sexo no estaba mal. Disfrutaba pidiendole cosas y ella se rendía a sus encantos y a sus deseos. Siempre estaba dispuesta. Y eso le gustaba.

Ella, a veces quedaba con alguna amiga, pero ultimamente no solía. Normal. Parada como estaba, apenas tenía nada que ofrecer. Y mucho menos conversación.

Los domingos iban a comer con los padres de ella. Sospechaba que nunca les había gustado pero no entendía porqué. Él le daba a su hija todo lo que ella necesitaba. Y sólo pedía que le correspondiera en la justa medida. En eso consiste el matrimonio.

Pero últimamente ella tampoco quería ir. Porque últimamente, se encerraba en casa.

Y a él le parecía bien.

img_20161127_184559

Ella dejó de trabajar, dejó de llamar, dejó de visitar, dejó de salir.

Él no dejó de hacerlo.

Él no dejaba que ella lo hiciera.

Y él no dejaba de hacerlo.


Mañana, 25 de Noviembre es el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

016 Teléfono gratuito que no deja rastro en la factura telefónica, y que deben usar tanto las víctimas como los conocedores de casos de violencia contra la mujer. Si has sufrido una agresión o conoces a alguien que la sufra, poner una denuncia puede salvar una vida.

 

El número de mujeres asesinadas en el año 2015 a fecha 24 de Noviembre era de 39. Pero ya son 40. Y cientos más sufren cada día el miedo, el acoso, el temor, …

Mañana, 25 de Noviembre es el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

El número de mujeres asesinadas en el año 2015 a fecha 18 de Noviembre es de 39. Y cientos más sufren cada día el miedo, el acoso, el temor, …

IMG_20151121_152143 (2)

016 Teléfono gratuito que no deja rastro en la factura telefónica, y que deben usar tanto las víctimas como los conocedores de casos de violencia contra la mujer. Si has sufrido una agresión o conoces a alguien que la sufra, poner una denuncia puede salvar una vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s