(no)rendirse

Hay días en los que te quedarías en la cama. Porque no tienes ganas de claudicar, de doblegarte, de seguir por la misma ruta inacabada.

Y sientes esa necesidad de sonreir para compensar. De centrarte en tu vida. De salir beneficiada, o como mínimo indemne de la desolación.

Tratas de vencer la desidia a la que llevas sometida, ya no sabes desde cuando. No quieres dejarte avasallar por los problemas, por las dudas, por el mal humor.

Hay lunes que te despiertas cansada de luchar. Te puede la fatiga y el agotamiento.

Pero no voy a ceder. No pienso resignarme. Aguantaré la marea que me golpea por todos lados. Lucharé por alcanzar mi plenitud. Por rebelarme.

No me iré de mi. No me rendiré.

Anuncios

8 thoughts on “(no)rendirse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s