perder y ganar

No soy de perder trenes, sino mas bien de saltar al vacío, de arriesgarme aún a costa de perder.

Perder, que a veces no es sino la antesala para conseguir el premio. Adaptarse. Al tiempo, a la persona que tienes al lado, al espacio interrumpido por cientos de kilómetros. A mis malos humos y a los tuyos. Dejar espacio y retomar cuando las cosas se calman. No tirar la toalla.

No tirar la toalla también es arriesgarse. A sufrir, a no tener ganas para seguir, a no perdonar lo imperdonable, a reponerme de cada estallido de cristales. Y a reír, a conseguir, a disculpar, a abrazar y amar profundamente. No todo es de color de rosa, pero no todo es gris obscuro. A veces tomarse tiempo para tomar partido es mejor que romper con todo en ese primer instante de desconcierto.

Me desconciertan tus dos caras. Esa amable que me dice que me quiere, que me demuestra cariño y cercanía. Que me gusta. Y esa otra. Esa que quiero creer que no eres. Que me hiere, que te aparta de mi lado. Ahogada en la falta de empatía y en la rabia de sentirse en posesión de la razón. Y flota en la sinrazón.

No soy de dejar pasar trenes, sino de luchar por hacerme con el último billete disponible. Y pienso seguir haciendo cola si es preciso, para acomodarme en el vagón de tus caricias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s