miedo

Me emociono con facilidad. Imagino un escenario ideal, le pongo color y calor, suena música, huele rico, estoy guapa y bien peinada, y me siento increíblemente feliz.

Apenas sin espera, aterrizo en la verdad, y el texto y el contexto cambian mi realidad inventada.

El comienzo de año, los planes, la familia, los amigos, la temperatura, las cosas que hacer, la forma de hacer las cosas, los propósitos, las horas muertas, los silencios, el tiempo, la suerte, el relato de los días, las oportunidades, los comienzos, los abrazos deseados, las riñas y los perdones, las ganas de reir y las lágrimas, las casas ajenas, la pereza, la falta de fuerzas y la sobra de excesos, los instantes y las horas largas, los días cortos, el frío, el sentirte extraña, la maldita reinvención, las dudas, la felicidad buscada, los por fin, los problemas que no desaparecen, las rebajas y las gangas, la luz oculta, los nombres, las personas nuevas, los lugares nuevos.  Y el miedo, que no se va.

2 comentarios sobre “miedo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s