sonrisa

Te prometo una sonrisa. Un gesto de alegría. De placer. 

Te prometo elaborar un catálogo de risas. Para despertar, para quitar los miedos, para estar presente, para estar dispuesta.

Te prometo no cansarme. Reinventarme y actuar.

Y no olvidarme que estás.

Te prometo ser feliz.