(no)rendirse

Hay días en los que te quedarías en la cama. Porque no tienes ganas de claudicar, de doblegarte, de seguir por la misma ruta inacabada.

Y sientes esa necesidad de sonreir para compensar. De centrarte en tu vida. De salir beneficiada, o como mínimo indemne de la desolación.

Tratas de vencer la desidia a la que llevas sometida, ya no sabes desde cuando. No quieres dejarte avasallar por los problemas, por las dudas, por el mal humor.

Hay lunes que te despiertas cansada de luchar. Te puede la fatiga y el agotamiento.

Pero no voy a ceder. No pienso resignarme. Aguantaré la marea que me golpea por todos lados. Lucharé por alcanzar mi plenitud. Por rebelarme.

No me iré de mi. No me rendiré.

ME PIDO

Nunca se me dio bien pedir regalos. -Tengo de todo- es lo que mas repito en estas fechas. Claro que tendré caprichos. Pero nada imprescindible o tan necesario como para desearlo por encima de todo.

Así es que me cuesta hacer listas o pensar sobre lo que me gustaría recibir este año.

Continue reading “ME PIDO”