VUELVO

Vuelvo para no irme ya. Para quedarme. Para decírtelo de nuevo.

Vuelvo aunque nunca me he ido del todo. Porque aún me queda fuego dentro. Porque me quema en los labios lo que tengo que decirte.

Sigo siendo invisible y ya no hay tiempo.

La situación se equilibra en los aciertos, en la suerte y en el juego.

Pasan rápido los segundos y me atrevo. Los tabúes se amontonan en la fila de los noes.

No tengo idea de encontrame y ni siquiera se, si estoy segura de haber estado perdida.

Son gélidas las ausencias en las que me hago pequeña. Lo que es bueno para mí se antoja esquivo. Los apoyos, los halagos, los desafíos sin fondo, los errores no presupuestados, las promesas no cumplidas.

Incorporame a tus sueños y no dejes ni una improvisación por probar.

Quiero mis 26 viernes, mis 26 sábados, mis 26 domingos.
Quiero mis tardes de viernes y mis madrugadas de domingo.
Quiero mis ganas y quiero tus tiempos.

Tus abrazos y tus besos, tus caricias, quiero soplarte en la oreja que te quiero y quiero no dejar de quererte.

Anuncios

no quiero

No quiero acostumbrarme a no tenerte.
No quiero despertarme entre tus sabanas y desear tus caricias que no llegan. Que me niegas.
No me apetece quererte. No me resulta atractivo que te vayas sin besarme. Ni elegante.

No me gusta que me ignores. Arrastrarme, exigirte, necesitar tus abrazos.
No quiero más caras largas. Ni más lágrimas. Ni complicarme la vida sin destino.

Me resulta inquietante tu despiste. No enterarte que te quiero. No quererme.
Comenzar otra semana sin alegrarme la vida, sin llamadas, sin visitas. Sin mantener las alertas.

No saber nada de ti. Y no saberlo.

Cuidarme, reconocerme, escucharme y entenderme. Mirarme a los ojos y leer lo que te oculto. Confesarme que te gusto, que me añoras, que te apasiona el calor de mi cuerpo junto al tuyo.

Que se me acaban las ganas. Y las fuerzas.

No entiendo bien tu justicia y el reproche.
Y estoy intentándo todo.

Conozco la recta final.
Un último esfuerzo para llegar a saber que no quiero que te vayas, y no quiero que sigas aquí.

Y no quiero más mensajes. No me escribas más mensajes.